La cadena de suministro
más inteligente del futuro

Estudio global de directores de cadenas de suministroRegístrese aquí para descargar el informe

Tiempos volátiles requieren una visibilidad y flexibilidad omnipresentes

Volátil. Quizá esta es la mejor palabra para describir el mercado mundial actual. Igual que las economías y los mercados financieros, dado que las cadenas de suministro han crecido de forma más global e interconectada, también han aumentado su exposición a las sacudidas y las interrupciones. La velocidad de las cadenas de suministro sólo agravan el problema. Incluso los errores menores en los cálculos y actuaciones pueden tener mayores consecuencias, ya que sus impactos se extienden como un virus a través de las complejas redes de las cadenas de suministro.

¿Cómo se las arreglan los ejecutivos de la cadena de suministro? Como parte de nuestro reciente Estudio global de responsables de la cadena de suministro, estuvimos hablando con 400 ejecutivos sénior de Norteamérica, Europa Occidental y la región de Asia Pacífico responsables de las estrategias y operaciones de las cadenas de suministro de sus organizaciones. Nuestras conversaciones revelaron cinco hallazgos clave relacionados con:

Contención de costes – el cambio rápido y constante está sacudiendo esta tradicional área de solidez y sobrepasando la capacidad de adaptación de los ejecutivos de cadenas de suministro.

Visibilidad – desbordados con más información que nunca, los ejecutivos de cadenas de suministro siguen luchando por “ver” y actuar según la información correcta.

Riesgo – los directores financieros no son los únicos ejecutivos sénior preocupados por el riesgo; la gestión del riesgo también está en la agenda de laos responsables de la cadena de suministro.

Intimidad con el cliente – a pesar de los mantras dirigidos a las demandas, las compañías están mejor conectadas con sus proveedores que con sus clientes.

Globalización – contraria al razonamiento inicial, la globalización ha demostrado tener que ver más con el aumento de ingresos que con el ahorro de costes.

Estos descubrimientos sugieren que las cadenas de suministro (y los ejecutivos encargados de gestionarlas) están bajo una fuerte presión. A medida que los mandatos de cumplimiento, los proveedores y los flujos de información se multiplican, las cadenas de suministro se vuelven más complejas, costosas y vulnerables. Además, cada vez resulta más difícil para los ejecutivos responder a estos retos, sobre todo con las estrategias y diseños de cadenas de suministro convencionales.

No estamos diciendo que las compañías hayan ignorado estos temas; en nuestra investigación, no vemos falta de proyectos de mejora de las cadenas de suministro. Pero nuestra investigación sugiere que ya no basta con crear cadenas de suministro que sean eficientes, dirigidas a las demandas o incluso transparentes.